La inmigración

En 1º de ESO hemos trabajado la inmigración desde una prespectiva cercana. Dejamos de lado el libro de texto y nos acercamos a la realidad de los que la han sufrido. Aquí una pequeña muestra.

ENTREVISTA A UN INMIGRANTE

Karima Sukhni Lozano – Ibrahim (abuelo)

Geografía

1. ¿Cómo llegaste a Alemania?

Las fronteras estaban cerradas y controlaban a cada persona que salía de allí, por lo tanto, yo y uno amigos decidimos cruzar la frontera por un método más arriesgado.  Al anochecer, nos encaminamos hacia el bosque y lo cruzamos hasta llegar a una zona en la que nos esperaba un coche que nos llevaría hacia Alemania, y después de varias paradas, llegamos a nuestro destino.

2. ¿Por qué motivo cambiaste de país?

Porque mi familia era pobre, no tenía futuro en mi pueblo y siempre me decían que una vida fuera de Jordania sería mejor.

3. ¿Cómo te sentiste al llegar a Alemania?
Me sentí perdido, pero a pesar de eso sabía que hacía lo correcto. No hablaba el alemán pero con el paso del tiempo lo aprendí por mi cuenta.
4. ¿En qué trabajaste cuando llegaste a Alemania?
Trabajé en una fábrica, y al ser extranjero no recibía el mismo sueldo que los demás y por eso cambié de trabajo con la ayuda de un amigo. Empezé trabajando siempre en el turno de noche en la imprenta del periódico de la ciudad. Trabajé ahí mucho más de cuarenta años, hasta que me jubilé.
5. ¿Has vuelto a tu país en los últimos años?
Si, pero solo para visitar a mi familia.
6. ¿Volverías a tu país? ¿Por qué?
No volvería a Jordania para vivir porque llevo más de cincuenta años en Alemania y me siento de allí.

LA HISTORIA DE SAMAR 

Samar es una chica de origen sirio, tiene 33 años y reside en Las Palmas.

Huyendo de la guerra de Siria, Samar se vino a España. Dentro de la religión musulmana, existe una minoría muy liberal llamados los «alauitas». Éstos se saltan todas las leyes del Corán y son perseguidos por los yihadistas. 

Samar presenciaba a diario como los yihadistas mataban a todas las personas de su barrio, ponían bombas en la escuela donde ella daba clases y sus vecinos presos del miedo se ahorcaban. 

Samar contactó con un familiar que vive en Las Palmas (su prima Sharife) y a través de una carta policial consiguió el visado para poder venirse a España. 

A su llegada pidió asilo político. 

Los primeros comentarios de Samar cuando llegó a Las Palmas eran de asombro porque había agua y luz, no caían bombas, ni había muertos por las calles. Sintió que por fin, ya no corría peligro. 

Dedicó todo su tiempo, 10 horas diarias, a aprender español. Samar es filóloga inglesa, y después de 6 meses consiguió su primer trabajo dando clases particulares de inglés y árabe.

En la actualidad, da clases en un colegio y ya lleva 2 años residiendo y trabajando en la isla.

Samar no se plantea regresar a su país, pues teme represalias por haber huido. Echa de menos a su familia, pero sabe que nunca podrá volver, porque aunque termine la guerra, hay un listado de los huidos y tiene miedo a que la maten.

Samar es muy feliz con su nueva vida y sus nuevos amigos. Está tan integrada que llama a Gran Canaria, «la isla de la felicidad». Vive sola y es una mujer independiente.

CARLOS AMADOR ALEMÁN 1º ESO

Entrevista a Yamilé

Periodista: ¿Desde qué país emigraste?

Yamilé: – Desde cuba.

P: ¿Cuánto hace que llegaste a canarias?

Y: – Hace 27 años.

P: ¿Por qué motivo cambiaste de país?

Y: – Por motivos afectivos, me enamoré.

P: ¿Cuéntame más?

Y: – Estando un día sentada con un grupo de amigas en la puerta de la universidad, vi pasar a un chico muy guapo y nos quedamos mirando, hablamos y hasta el día de hoy.

P: ¿Cómo te sentiste al llegar?

Y: – Era tan joven y estaba tan enamorada que en ningún momento me sentí mal, pues no era consciente de todo lo demás. También encontré gente muy buena que me hizo sentir como en casa, entre ellas tu madre. Por lo que, aunque tenía nostalgia, no tenía pena y me sentía muy a gusto, pues en todo momento, la familia de mi marido me hizo sentir como una más.

P: ¿Volverías a tu país?

Y: – No, aunque me encanta visitarlo, aquí ya tengo formada mi familia y en mi país no podría darle a mis hijos la calidad de vida y comodidades que tienen aquí.

P: ¿Cómo mantienes contacto con tu familia de Cuba?

Y: – Después de 27 años, ahora en 2018 es cuando puedo mantener contacto diario con mi madre, gracias al WhatsApp, pero sin embargo con mi padre hablo una vez al mes porque no tiene línea de teléfono fijo que le permita tener acceso a internet y a las nuevas tecnologías. Las llamadas son muy caras y mi madre, aunque estén separados me informa.

P: ¿Consideras a tu país desarrollado?

Y: – No está tan desarrollado como el nuestro y, aunque no hay pobreza, hay necesidades, y por eso los que hemos emigrado, enviamos dinero a nuestras familias para que tengan una vida mejor.

P: Entonces, ¿colaboras económicamente con tu familia?

Y: – Sí, es la única manera de garantizar sus necesidades mínima.

P: ¿Mantienes algún tipo de costumbre de tu país?

Y: – Intento todos los domingos elaborar comidas típicas de mi país para que mis hijos la conozcan, pues gracias a dios y al mundo globalizado puedo conseguir productos típicos de mi país en nuestros mercados como por ejemplo la Yuca. Pues esto es muy integrado en la vida canaria.

P: ¿Te relacionas con gente de tu país en la isla?

Y; – No, pues desde un primer momento, me sentí muy integrada por la familia de mi marido y quise participar de la vida de este pueblo que me ha acogido y al cual le estoy muy agradecida.

Óliver Tascón Angulo

1º ESO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *