NOS HAN PROHIBIDO SOÑAR

Nos han prohibido soñar.

Dejamos que nuestros inocentes sueños se ahoguen en la negra humareda de las evaporadas lágrimas de los niños huérfanos, rodeados de llamas.

Jugando por su vida a cara o cruz con una moneda trucada.

Nos han prohibido soñar.

Nos regalan un futuro maravilloso, en el que ser quienes queramos. Pero en el discurso se les escapó decirnos que era un futuro endeudado  y que seríamos quienes nos permitieran ser.

Que ante los problemas se fijarían en cuánto costaba la solución y no en cómo resolverlo.

Que reír es un gusto que solo se pueden dar unos pocos y llorar un derecho de todos.

Nos han prohibido soñar.

Ya no tenemos donde resguardarnos de los tormentosos pensamientos, hasta eso nos lo han prohibido. Y después nos preguntamos porqué algunos deciden llamar a la muerte antes de tiempo, para dejar este espantoso lugar de almas perdidas y corazones rotos.

Parece irónico, ¿no? Quienes nos han abandonado a nuestra suerte no tardarán en irse, mientras que aquí nos dejarán jugando a la ruleta rusa con una pistola cargada.

Nos han prohibido soñar…

Eva Araña Molina,4º ESO  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *