Reflexiones de los alumnos.

“La maldad es una persona muy simpática, te trata bien y hace que te confíes te hace sentir bien y relajado, pero déjale tiempo no es lo que parece, es una persona rastrera muy fea que cuando te encandila con su belleza acto seguido te clava una daga directa al corazón, nadie sabe porque la maldad es así”.

Alfred Pichlhofer Jiménez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *